martes, 30 de octubre de 2012

¡Y sigue el yoga dando!

El yoga nos sigue dando frutos. Esta vez descubrí a Lucianita con un tazón de sus juguetes y un palo tratando de producir el sonido del cuenco.

El cuenco es una especie de tazón manufacturado de distintos metales que produce un sonido particular, es usado por monjes tibetanos para la meditación e introspección ademas armoniza el sistema nervioso y cardiaco, en el siguiente link podrán encontrar mayor información e imágenes de un verdadero cuenco.


No lo piensen más y otorguen la oportunidad a sus niños de realizar una actividad holística, es decir integral, que favorezca el desarrollo motor, emocional, espiritual, contacto con la naturaleza, etc.

Más información en Prana Salud Holística

Namasté

El "cuenco" de Luciana, por supuesto no producía sonido alguno, "¡no suena mamá!"

domingo, 28 de octubre de 2012

"Lo normal es que todos seamos diferentes" - Anónimo

"Lo normal es que todos seamos diferentes" 

Fue una frase que leí en la puerta del consultorio de uno de mis grandes mentores cuando estaba a punto de egresar y praticaba en su centro, y fue en ese tiempo cuando aprendí realmente la práctica del psicólogo, lo que no te enseñan en la escuela, sigo muy agradecida por la experiencia.

Esa frase me impactó, de una buena manera, el hecho de que estuviera en su puerta implicaba mucho, la puerta por la que pasan tantos padres de niños que muy probablemente vienen etiquetados por la sociedad como que "no son normales", y, ¿qué es la normalidad? ¿quien dice quien es "normal" y quien no? que palabra tan fuerte, evoca tantos sentimientos en las personas.... ¿qué es normal? Lo normal es que todos seamos diferentes.

Por lo anterior, soy de la firme creencia, personalmente, que esta es una palabra que un psicólogo no debe usar, cuando escucho que alguno la dice, corriendo por mi mente está el pensamiento "¡gracias por partcipar!".... que poca sensibilidad. Mis alumnos, los que me pusieron atención, recordarán que los aleccioné a buscar mil formas de sustuir esta palabra, al fin y al cabo el lenguaje e idioma español es muy basto...y con gusto he confirmado que dejé este aprendizaje en algunos de mis alumnos, pues esta semana me encontré con dos de ellas, ya como profesionales, y el tema que tratabamos las condujo a recordar este aprendizaje... espero haberles dejado mas que eso, pero con ello supe que algo les dejé.

Yo aprendí esto alrededor de los 20 años, y creo que Luciana lo esta aprendiendo a sus 3 años de edad, y no lo aprendió con la mente como yo, ni en la universidad o las prácticas, lo aprendió con el corazón y en su diario vivir.

Desde edad temprana (más temprana, desde que tenía un año, mas o menos), Luciana ha compartido con la diversidad, niños con "capacidades diferentes", llámese Autismo, Síndrome de Down, niños con limitaciones físicas, o con dificultades de adaptación, dado a que mi trabajo siempre se ha  prestado a que Luciana y yo estemos en la misma institución.


Mano de Jacob "el canadian" y Luciana"la mexican-american", Foto tomada por Cody Smethurst (también canadian), en Valle de Guaadalupe.

And then it hit me... Esta experiencia la ha formado como ser humano de una manera impresionante, sin darnos cuenta. 

Estuvimos compartiendo en una reunión con un niño, casi adolescente, con necesidades educativas especiales, el niño tiende a reír fuertemente de manera inesperada, o mientras juega tiende a correr y hacer movimientos bruscos cercanos a las personas (no atacar), Luciana no mostró reacciones, lo miraba de manera natural,  y yo miraba a Luciana, al niño y a toda la situación de la misma forma, pero la mamá del niño se me acerca y me dice "te felicito por lo que le has enseñado a tu hija..." de una manera  muy sincera. Me comenta que la mayoría de los niños, al estar compartiendo con un niño especial, en cualquier espacio, pueden llegar a mostrar susto o rechazo e incluso los adultos mismos retiran a sus hijos teniendo este tipo de reacciones. Lo anterior lo pude comprobar también al dar clases, al inicio del curso les pedia a mis alumnos que entrevistaran a personas sobre la idea de lo que es un niño especial, y tristemente respuestas como "estan locos", eran muy comúnes.

En fin, Luciana no mostró ningún tipo de reacción ante el casi muchacho, se acercaban y le compartió de su nieve, y al despiderse se despidió de todos por igual, dándole la mano y un beso. 

Luciana lo aprendió en la vida y con el corazón...

"Lo normal es que todos seamos diferentes" 
- Anónimo

¿Qué le estamos enseñando a nuestros hijos? Desafortunadamente México es un país racista, los mexicanos somos racistas, lo más común es que lo seamos con el color de la piel, pero esto va mas allá....Reflexionemos, concienticemos y hagámoslo un día a la vez pues no es fácil, tampoco imposible, hagámoslo. Podemos comenzar por comprarles muñecos con pelo oscuro, en lugar de rubios, y por controlar nuestras reacciones emocionales ante las diferencias.

Aquí un poco de info de nuestro siempre fiel wikipedia: Racismo en México 

Recordarán que ya les he hablado un poco de esto, incluso con un vídeo... aquí el link del post de 28 de Junio "Racismo en México: prueba con niños"

Tal parece que se está conviertiendo en una causa, deberé empezar por dejar de preocuparme por ponerme tanto bloqueador cuando voy a correr... 

lunes, 22 de octubre de 2012

Sick Uki / Uki enferma

Hace unos días Luciana refirió dolor de "panza", ya antes lo ha dicho y no pasa a mayores, creí que esta vez sería igual, así que la acosté a dormir, yo estaba al lado de ella, "comadreando" por teléfono con mi buena amiga Olivia, y de repente un vómito con propulsión invadió toda la cama... de inmediato tuve que dejar mi comadreo con Oli, obviamente, previo mi grito de sorpresa - sé que lo mejor hubiera sido evitarlo.

Que horrible sensación es la de unhijo enfermo, querer evitar su dolor y estar tan limitado a hacerlo. Le dí "nux vómica", (medicina homeopática de la cual contamos con la valiosa asesoría de su abuelita, quien es médico homeópata), la tuve que convencer a tomarla, aunque no sabe a nada. Le dije "hija, tómatela, es para que te sientas mejor", accedió y luego de beberla, inmediatamente, me dijo con aire de desilusión: "no me siento mejor". ¡Me partió el alma!.. después se quejaba de dolor y decía "¡mami, ayúdame!"...

Como toda crisis es una oportunidad de aprendizaje, le comenté a Luciana que es por eso que debemos siempre lavarnos las manos antes de comer y no meternos los dedos a la boca, antes me ignoraba, y era un pleito, ahora a la primera se lava las manos y evita meterse los dedos a la boca.

Al tercer día la llevé  a la escuela, comentando el motivo de su falta, una de las maestras me dijo que ese día Luciana había comido excedidamente pizza con motivo del cumpleaños de uno de sus amiguitos, "¡tenía una panzota!" agregó, bueno, además aprendimos que no es bueno comer en exceso.

viernes, 12 de octubre de 2012

Yogui Uki

Luciana recibe clase de Yoga para niños, impartido por una psicóloga especializada certíficada por Rainbow Kids Yoga y que además es congruente con su estilo de vida. Aquí la página de facebook:


Estan a un "like" de distancia de estar  recibiendo información valiosa para el desarrollo del ser de manera holística.

El yoga tiene muchos beneficios para el desarrollo infantil, particularmente estimula la conciencia en sí mismos y de los demas, favorece el contacto con la naturaleza por medio de las posturas, los juegos, cuentos y cantos, ademas de que apoya el autoestima, y promueva la relajación y autoregulación. Y estamos viendo los beneficios...


Cobra


Hace un par de noches, Luciana estaba realmente inquieta, "muy loca" como le digo, por lo que decidí darle un baño, y así se lo expresé "Hija ¿qué comiste? andas "bien crazy" (loca), vamos a bañarte para ver si te relajas..." 

Luego del baño, su papá la estaba peinando y preparando para dormir, pese a su inquietud.
Luciana ya esta tomando el hábito de hacer oración y así la escuche que inició: "Ángel de mi guarda, dulce compañera..." (dice compañera en lugar de compañía)...  terminó el rezo e inicio con sus oraciones de peticiones y agradecimietos a Dios, y cerró con los mantras que ya antes les he contado..."soy amable, soy paz, soy luz, soy amor" y lo que en ese día se nos ocurra. Al finalizar su papá le preguntó si ya estaba relajada y la respuesta de Luciana fue....

Olemos la flor, soplamos la vela.... olemos la flor, soplamos la vela.... 


Su papá la cuestionaba sobre lo que hablaba, no comprendía... por suerte yo alcanzaba a escuchar la conversación y pude, de lejos, y sin que Luciana lo notara, explicarle a su papá de lo que se trataba, para que de esa manera se sintiera escuchada, comprendida y así pudiera su padre reforzar la conducta....

 Olemos la flor, soplamos la vela.... olemos la flor, soplamos la vela.... 

Es la forma en que le enseñaron en Yoga a usar su respiración para centrarse y relajarse... y Luciana al ser cuestionada sobre si ya estaba relajada, se valió del aprendizaje adquirido para por ella misma regular su estado...




Olemos una flor ---- Inhala

Soplamos una vela --- Exhala

Que increíble, valiosa y fundamental herramienta.... ¿una practicante de meditación en potencia?

martes, 9 de octubre de 2012

¡¡Dí mi nombre!!

Luciana ha venido formando una personalidad funcionalmente aguerrida, me he preocupado por que exprese sus sentimientos, necesidades y pensamientos y actúe en congruencia con ellos. Eso creo estarlo logrado ayudándola a identificar sus emociones y escuchando sus ideas, fomentando el diálogo por medio de preguntas abiertas, observando y orientándola sobre su proceder y expresándole la relación de su sentir, pensar y actuar. Pero sobre todo, trato de predicar con el ejemplo que es lo que pudiera resultar mas difícil.

Además, Luciana ha desarrollado una gran confianza en sí misma, se siente muy cómoda en su propia piel... Hoy al pasar por ella a la escuela...
 
Mamá: ¡Hola Princesa! (Según yo, super cool mi saludo)

Hija: ¡No soy princesa, soy Luciana! (Con tono de desconcierto)

Mamá: sólo lo dije de cariño hija...pero tienes razón, tú eres Luciana ¡que es mejor que princesa!

Hija: Te quiero mucho mami. (que lo tomé como: perdono tu falta)